El empleo de hoteles en España aumenta 0.6% desde 2008 gracias al turismo

El motor que ha impulsado la economía española durante los duros años de la crisis económica se ha desmoronado. El turismo en España ha sido el salvavidas de la economía desde que estalló la crisis. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la semana pasada, los 57 millones de visitantes registrados en 2008, tras un crecimiento anual constante, se han convertido en más de 75 millones.

El aumento ganó impulso después de 2011, cuando los turistas europeos, temerosos del brote de la primavera árabe, se dirigieron hacia un paraíso más seguro en las costas españolas.

Uno pensaría que el empleo habría seguido el ejemplo y que se necesita más trabajo para servir a un sector próspero que ya aporta el 11% del ingreso anual generado en España. Sin embargo, según el Informe de Actividad Turística 2016 presentado por el sindicato CCOO, no ha sido así. El número de visitantes extranjeros ha crecido un 35,7% desde el inicio de la crisis, pero la tasa de empleo hotelero sigue congelada. Para el sindicato, esta es la verdadera desventaja del turismo en España.

“Desde 2008, las pernoctaciones han aumentado un 22,9%, y el empleo sólo ha aumentado por un vergonzoso 0,63%”, según el CCOO. Y el hecho es que las estadísticas del INE muestran que 199.323 empleados hoteleros se han convertido en meros 200.578 nueve años más tarde.

En otras palabras, el mismo personal está atendiendo a una ola de visitantes mucho más grande. “Esto demuestra que el crecimiento y la rentabilidad de la industria hotelera española depende de la inseguridad laboral”.

“El turismo en España es el motor de crecimiento de la economía del país, pero también es la industria que está creciendo más en inseguridad laboral”, indicó José María Martínez, secretario general de CCOO Services, durante la presentación del informe.

También te podría gustar...